Artículos

La noche del 23 de noviembre, el ejército estadounidense en Bagdad arrestó a Qasim Hadi, presidente del Sindicato de Parados de Iraq (UUI), y a Adil Salih, miembro de la dirección del mismo sindicato. La noche del 23 de noviembre, el ejército estadounidense en Bagdad arrestó a Qasim Hadi, presidente del Sindicato de Parados de Iraq (UUI), y a Adil Salih, miembro de la dirección del mismo sindicato.

No es la primera vez que la administración estadounidense en Iraq arresta a dirigentes sindicales y activistas del movimiento obrero. Durante julio y agosto de este año, y durante los cuarenta y cinco días que duró la sentada de protesta organizada por el UUI en Bagdad, las fuerzas estadounidenses arrestaron a Qasim Hadi y 54 militantes del sindicato. Esta acción atenta contra todos los valores y principios de los derechos humanos, es una violación clara de los derechos de asociación, organización y las libertades políticas. Esta situación nos lleva a hacernos la siguiente pregunta: ¿qué interés tiene la administración USA para arrestar a activistas obreros? ¿Es en interés de los políticos islamistas que, en varias ocasiones amenazaron al UUI por defender los derechos de los trabajadores y atacaron una manifestación pacífica en Nasiriya?

Qasim Hadi y los activistas sindicales han dirigido muchas protestas de los parados frente a la ACP (Autoridad Civil Provincial) en Bagdad, organizando cincuenta días de lucha para exigir empleos adecuados o subsidio de desempleo para los millones de parados que hay en el país.

Debido a la invasión de Iraq, millones de personas han perdido sus empleos. La pobreza, el hambre, la falta de seguridad... ahora imperan en el país. El UUI es el sindicato más grande que representa a los parados de Iraq. El ataque al UUI y a sus dirigentes demuestra que la guerra de EEUU contra Iraq no tiene nada que ver con los derechos humanos, las armas de destrucción masiva, la liberación del pueblo de Iraq o la democracia. La experiencia cotidiana de la población iraquí demuestra esto. EEUU simplemente quiere imponer su nuevo orden mundial, su dominio y hegemonía en todo el mundo.

Exigimos la liberación inmediata e incondicional de Qasim Hadi y Adil Salih de las prisiones estadounidenses de Bagdad. La administración USA carece del derecho legítimo para arrestar a activistas, como tampoco tiene el derecho a ocupar Iraq y a continuar con su campaña bélica y terrorista contra la población iraquí.

Exigimos la salida inmediata de Iraq de las fuerzas de ocupación. Deben abandonar el país Y que sean sus sindicatos, sus organizaciones progresistas y de mujeres, quienes defiendan sus propios intereses.

Pedimos a todos los sindicatos, partidos políticos y organizaciones de derechos humanos de todo el mundo que exijan a la administración estadounidense la liberación inmediata de Qasim Hadi, dirigente del UUI, y de su compañero Adil Salih. Exigimos también a los estadounidenses que respeten los derechos civiles, políticos y las libertades en Iraq.

Aso Jabbar

Representante del UUI en el

extranjero. Berna (Suiza)

26 de noviembre de 2003

Enviad cartas de protesta a:

· Paul Bremer, Administrador Civil USA en Bagdad.

A través de la embajada estadounidense en Suiza,

Jubilaumstreet 93. Post Box 3001. Berna (Suiza).

(También se pueden enviar las protestas a las embajadas USA de los diferentes países)

Enviad copias del mensaje a:

· UUI. Post Box 325, CH-3000. Berna 11