payday loans
Israel: acabar con el r√©gimen imperialista, el √ļnico plan de paz viable PDF Imprimir E-mail
S√°bado, 02 de Marzo de 2002 01:00
Palestina está en guerra abierta. Mientras los diplomáticos de Estados Unidos, la Unión Europea, Arabia y Egipto discuten de planes de paz, sobre el terreno, Ariel Sharon aplica la fórmula Sabra y Chatila, que tan bien conoce: el control de los campo Palestina está en guerra abierta. Mientras los diplomáticos de Estados Unidos, la Unión Europea, Arabia y Egipto discuten de planes de paz, sobre el terreno, Ariel Sharon aplica la fórmula Sabra y Chatila, que tan bien conoce: el control de los campos de refugiados palestinos, donde se concentra la población más oprimida. Como no podía ser de otra forma, la incursión de tanques, helicópteros, infantería y excavadoras en los campos de Jenin y Balata, el cierre de los mismos, la caza del activista casa por casa y la destrucción de decenas de viviendas ha provocado una auténtica sangría y el terror entre decenas de miles de habitantes.

En estas condiciones es lógico que la desesperación y la falta de alternativas lleve a muchos jóvenes a convertirse en bombas humanas. Las organizaciones integristas, reaccionarias, y algunas que se llaman de izquierda, promueven esta falsa salida, lo que es un drama. Algunos de los mejores luchadores están desapareciendo de esta forma, y el efecto que las bombas tienen en la población israelí es la de justificar las matanzas sionistas.

El Gobierno de Sharon est√° en un momento delicado. √Čl gan√≥ las elecciones prometiendo acabar r√°pidamente, con mano dura, con la Intifada, y sin embargo la situaci√≥n ahora es de terror, tambi√©n para el pueblo israel√≠. Su pol√≠tica militarista, imperialista, no s√≥lo es una tragedia para los palestinos, tambi√©n para los jud√≠os. Sharon es m√°s impopular que nunca. La salida a esta situaci√≥n s√≥lo puede pasar por dos puntos : la b√ļsqueda de una paz justa y el fin de la ocupaci√≥n, lo que implica un movimiento masivo en la calle, o una vuelta de tuerca m√°s, es decir, la aniquilaci√≥n de las infraestructuras y la econom√≠a palestinas, y el exterminio de las milicias, en busca de una rendici√≥n total. Por supuesto, los militares, bur√≥cratas y burgueses detr√°s de Sharon prefieren la segunda alternativa, porque el enfrentamiento entre dos pueblos y la ocupaci√≥n son la base de su poder. La primera salida, la aut√©ntica, debe ser impulsada por los trabajadores y j√≥venes israel√≠es.

El 16 de febrero más de 50.000 personas se manifestaron contra la ocupación, convocados por Paz Ahora y Merets (oposición de izquierda al gobierno de unidad nacional), lo que significa la reactivación de este movimiento. También es significativo que más de cien soldados y suboficiales firmaran un manifiesto negándose a participar en la guerra de ocupación. Sin embargo, cada bomba, cada atentado, es un obstáculo más para impulsar esta lucha. Un ejemplo es que el sábado 2 de marzo fue suspendida una manifestación contra la ocupación de campos de refugiados al haber muerto nueve israelíes por una bomba humana. Las organizaciones palestinas deben tender lazos hacia ese movimiento, e intentar atraerse incluso a los soldados del ejército de ocupación, lo que minaría los cimientos del Estado capitalista y militarista de Israel.

Arabia tiene un plan

Mucho bombo se le ha dado al supuesto plan de paz de Arabia. Este plan es muy sencillo: que todos los Estados √°rabes reconozcan a Israel y tengan relaciones plenas con √©l, a cambio de que se retire de los territorios ocupados desde la guerra de 1967. Pero la sencillez de este plan es su tal√≥n de Aquiles. ¬ŅQu√© pasa con el derecho al retorno de millones de refugiados? ¬ŅIsrael seguir√≠a controlando gran parte de los recursos econ√≥micos, en primer lugar el agua, como hasta ahora? ¬ŅTendr√≠a todas las competencias ese Estado palestino, tendr√≠a un ej√©rcito? Los sionistas nunca aceptar√≠an eso, como tampoco aceptar√°n la retirada de sus colonos jud√≠os, ni la cesi√≥n de Jerusal√©n Este; ellos ‚Äďincluyendo a Sim√≥n Peres-s√≥lo pueden aceptar un Estado bajo su control econ√≥mico y militar, con sus fronteras controladas, y manteniendo a sus colonias para justificar futuras incursiones militares. Por esto el plan saud√≠ no parece tener m√°s futuro que los planes anteriores.

Bookmark and Share