payday loans
Los estibadores llevan un mes en lucha en EEUU PDF Imprimir E-mail
S谩bado, 05 de Octubre de 2002 01:00
Los estibadores de la costa occidental de EEUU llevan m谩s de un mes en lucha. Las conversaciones entre el ILWU (el sindicato que representa a casi el 100% de los trabajadores portuarios de la costa occidental) y la asociaci贸n de empresarios (PMA) no Los estibadores de la costa occidental de EEUU llevan m谩s de un mes en lucha. Las conversaciones entre el ILWU (el sindicato que representa a casi el 100% de los trabajadores portuarios de la costa occidental) y la asociaci贸n de empresarios (PMA) no han llevado a ning煤n acuerdo. La administraci贸n Bush amenaz贸 a los trabajadores con enviar a la Guardia Nacional para ocupar todos los puertos y a la marina para cargar y descargar los barcos. Esta amenaza no s贸lo no atemoriz贸 a los trabajadores sino que les dio fuerzas para seguir con la lucha. En nombre de la "guerra contra el terrorismo" Bush est谩 intentando destruir una de las conquistas fundamentales del movimiento obrero: el derecho a huelga.

Es la primera huelga en este sector desde 1971 y los motivos muy similares: la implantaci贸n de nueva tecnolog铆a en los puertos que significa la intensificaci贸n de la explotaci贸n laboral y la amenaza de miles de despidos. El gobierno manifest贸 que esta huelga ser铆a considerada un sabotaje en tiempos de guerra, aunque en el fondo se trata de dar un escarmiento a un sector importante del movimiento obrero y a uno de los sindicatos m谩s combativos de EEUU, para que sirva de ejemplo al resto de la clase obrera estadounidense que se enfrenta a despidos, recortes de los gastos sociales, etc.

Amenaza de huelga general

Correctamente el AFL-CIO respondi贸 al gobierno con la amenaza de una huelga general. Incluso el Partido Dem贸crata sali贸 en defensa de los trabajadores y del ILWU. Los alcaldes y concejales de Los 脕ngeles, San Francisco, Oakland y Tacoma, junto a algunos senadores dem贸cratas apoyaron p煤blicamente al sindicato y a los trabajadores.

La huelga en la costa occidental es una expresi贸n clara de que la clase obrera estadounidense est谩 harta de los ataques a los derechos democr谩ticos y sindicales, de la crisis econ贸mica y de los esc谩ndalos empresariales, etc. La lucha no ha terminado y adem谩s se ha intensificado con el anuncio de un cierre empresarial de 36 horas.

En nombre de su cruzada contra el terrorismo la administraci贸n Bush est谩 atacando los derechos democr谩ticos fundamentales. Una nueva ley aprobada por la administraci贸n elimina pr谩cticamente todos los derechos de los inmigrantes, de hecho, se les puede expulsar del pa铆s s贸lo por sus ideas pol铆ticas, concede al FBI poderes para pinchar tel茅fonos y espiar las telecomunicaciones sin necesidad de una orden judicial. Podr谩n tener acceso a los expedientes acad茅micos de todos los j贸venes, espiar sin permiso a los manifestantes contra la guerra, las librer铆as tendr谩n que comunicar al gobierno los nombres de todos aquellos que compren libros "subversivos", podr谩n acceder a las listas de suscriptores de revistas y peri贸dicos, etc. Tambi茅n se ha creado el Departamento de Seguridad Interior, una nueva superpolic铆a con una plantilla de 170.000 personas y con un presupuesto de 37.400 millones de d贸lares. Esta pol铆tica ha llevado a algunos dirigentes dem贸cratas, como el ex vicepresidente Al Gore, a oponerse a ella e incluso cuestionar el papel imperialista de EEUU en el mundo. Son s贸lo los primeros s铆ntomas de lo que est谩 por venir.

Pero ahora la clase obrera se enfrenta al ataque de su derecho m谩s elemental, el derecho a huelga. La clase obrera estadounidense tiene una tradici贸n muy importante. Durante generaciones los trabajadores han luchado para tener unos derechos fundamentales: derecho a sindicalizaci贸n, negociaci贸n colectiva, huelga, etc. Ahora se enfrenta una vez m谩s a los ataques del gobierno y los empresarios. En el fondo el 煤nico objetivo es destruir al movimiento obrero. Los trabajadores de la costa occidental han demostrado que no van a permitir que Bush y los empresarios se salgan con la suya, y han se帽alado el camino para el resto de clase obrera estadounidense.

Bookmark and Share