Artículos

Ayer 20 de julio el camarada Ted Grant ha muerto Según las informaciones de que disponen nuestros camaradas en Londres la causa de su fallecimiento ha sido una embolia o un infarto y se ha producido de forma súbita. Ted no ha sufrido.
Ayer 20 de julio el camarada Ted Grant ha muerto Según las informaciones de que disponen nuestros camaradas en Londres la causa de su fallecimiento ha sido una embolia o un infarto y se ha producido de forma súbita. Ted no ha sufrido.

La muerte del camarada Ted representa para los marxistas del Estado español y de todo el mundo una gran perdida. Ted era un gigante, un revolucionario insobornable que dedicó toda su vida a la causa del proletariado, a la revolución socialista mundial y a la construcción de las fuerzas que la hicieran posible.

Todos los camaradas de El Militante nos sumamos al dolor de todos nuestros compañeros de la Corriente Marxista Internacional.

Somos perfectamente conscientes de la enorme aportación que nuestro camarada Ted Grant ha realizado al arsenal teórico del marxismo en momentos decisivos y trascendentales. Fue el genuino continuador de la obra teórica y práctica de ese otro gran mártir del proletariado mundial, León Trotsky. Como su maestro, Ted Grant educó a una nueva generación de revolucionarios en las ideas del marxismo frente a todo tipo de adversidades y su profundidad teórica fue el arma más importante para luchar contra las tendencias revisionistas en el movimiento trotskista durante el periodo de postguerra. Con su tenacidad, fruto de su confianza en la capacidad revolucionaria de los trabajadores, Ted logró reagrupar las fuerzas que dieron lugar posteriormente a lo que hoy es la Corriente Marxista Internacional de la que El Militante forma parte. Sin su tremenda contribución nunca hubiera sido posible haber alcanzado los grandes logros del momento presente.

Muchos conocimos a Ted y tuvimos el enorme privilegio de trabajar con él y, sobre todo, aprender de él. Su coraje, su conocimiento de la teoría marxista, la audacia que desplegó en todas las situaciones por más dificiles que fueran y, por supuesto, su excelente sentido del humor fueron una escuela extraordinaria para la formación de toda una generación de revolucionarios.

Todo el dolor que hoy sentimos por la muerte de Ted Grant tiene que servir para redoblar nuestros esfuerzos y compromisos en la construcción del Partido Mundial de la Revolución. Sabemos que el mejor tributo a Ted es continuar su obra con todas nuestras fuerzas, pues toda su dedicación a la causa de la liberación de los trabajadores esta viva en la voluntad de cada uno de nosotros.

Ted Grant ha muerto pero sus ideas siguen vivas en todos los trabajadores y jóvenes conscientes del mundo. Continuaremos su obra de la única manera que merece la pena ¡Asegurando el triunfo de la revolución socialista mundial!

Madrid 20 de julio de 2006

Comité de redacción de El Militante