Artículos

 "El terror no es lo mismo que la violencia: es, más bien, la forma de gobierno que llega a existir cuando la violencia, tras haber destruido todo poder, no adbdica sino que, por el contrario, sigue ejerciendo un completo control" [Hanna Arendt, Sobre la violencia]

Ya es un lugar común para los historiadores que 1937 significaba el camino para el triunfo de la casta burocrática; el mismo Alan Woods nos dice que  "1937 pasará a la historia como un sinónimo del terror desenfrenado de Stalin. El hombre que sustituyó a Yagoda, Nikolai Yezhov, era un monstruo a imagen de Stalin. Ningún acto era demasiado bajo o sangriento para él, ninguna orden era demasiado atroz. Esta criatura era la encarnación perfecta de la contrarrevolución política de Stalin" [Stalin. 50 años después de la muerte del Tirano].

¿Cómo se llega a esta situación? ¿Por qué se generaliza la represión? Para entenderlo hay que realizar un retroceso para ver como sólo es posible cuando se da el primer paso: la expulsión de Trotsky y de la Oposición de Izquierda del PCR. En principio se realizaron arrestos a lo largo de 1927, pero después de la deportación de Trotsky en 1928 se realiza una deportación en masa de dirigentes oposicionistas. El objetivo residía en quebrar a la Oposición como  "organización" al privarla de todos sus dirigentes y cuadros.

Si seguimos a Prierre Broué [Communistes contre Staline] nos daremos cuenta de que se produce un verdadero  "Gotha" del bolchevismo, ya que a partir de la expulsión de la URSS de Trotsky  se ordena por parte de la burocracia una deportación en masa de los dirigentes (1928): Rakovsky, antiguo dirigente de la Ucrania Soviética; Ivan Nikitich Smirnov, prototipo del proletariado ruso  y  "conciencia del partido"; Eugeni Preobrazhensky, que había trabajado en  la sovietización de Siberia, luego portavoz de la Oposición y teórico de la  "acumulación socialista", que gracias a esto desarrolló una agria polémica con Bujarin sobre política económica; Ivar T. Smilga, miembro del comité central en la conferencia de abril de 1917, presidente de los soviets del Báltico, jugó un papel importante en la revolución filandesa; Karl Radek  y tantos otros.

La Oposición sin sus dirigentes tiene que continuar funcionando- y lo hace incluso en el exilio. Así si seguimos a Pierre Broué [Los Troskistas y la URSS] nos damos cuenta de que la Oposición ya no es una "fracción" de un partido oficial; por consiguiente, en parte por la represión estalinista, se va a dividir en dos: a) el sector ilegal, clandestino formado por los militantes no alcanzados todavía por la represión, que tuvo un  "centro" en Moscú dirigido por Boris M. Eltsin; y b) el sector legal/abierto, que funciona la luz del día en las zonas de deportación (exilio) que se comienzan a llamar  "colonias".

La lucha por el poder en la burocracia

Todo se precipita con la detención de un tal Valentín Olberg (antiguo compañero de Trotsky) en 1936. Se extienden las detenciones y  "arrancando confesiones, si duda bajo presión, en los interrogatorios sucesivos, los investigadores del NKVD, que trabajaban a las órdenes de Yagoda  pero bajo la supervisión de Yezhov, ampliaron el círculo de la  "conspiración". Cuando llegó la primavera, ya habían detenido a ex trotskistas de primera línea, como por ejemplo I. N. Smirnov. Yezhov ávido de procesar a los acusados a bombo y platillo y hacerse un nombre, utilizó el mandato de Stalin para ampliar el núcleo de los detenidos. A finales de la primavera había elaborado una teoría de la conspiración según la cual Zinoviev y Kamenev, siguiendo las instrucciones de Trotsky en el exilio, habían planeado los asesinatos de Kirov, Staliar y otros miembros del Politburó" [J. A. Getty, Oleg V. Naumon, La lógica del terror]. Si seguimos el texto de dichos autores nos daremos cuenta de que Yagoda estaba "bajo sospechas" desde principios de 1935; a partir de aquí se vio sometido al acoso de Yezhov que lo lleó a considerar precisamente  responsible de negligencia ante el asesinato de Kirov.

Se inicia la lucha por el poder ya que Yagoda contrataca y propone medidas drásticas de represión, principalmente contra los trotskistas. Ya en este momento en un memorando dirigido a Stalin se prpone la instauración de la  "pena de muerte" para cualquier trotskista sospechoso de "actividades terroristas".

No podemos tratar aisladamente o de manera abstracta la situación. Esto es consecuencia de la crisis de la Oposición, una vez descabezada en 1928. ya en el mismo momento en que Trotsky  se instala en Alma-Ata los oposicionistas se ensarzan en una discusión sobre la crisis que se acaba de producir con la expulsión no solo de Trotsky, sino también con el descabezamiento de la Oposición. Discusión que se produce a partir del pleno de febrero de ese mismo año, donde Stalin realiza un informe en el que arremete contra la "derecha" del partido (Bujarin). Los oposicionistas abren el debate sobre dicho giro, dándose dos posiciones entre los  "deportados"

Por un lado Preobrazhensky que en junio de 1928 publica El curso a la izquierda en el campo y sus perspectivas. En dicho texto se lanza la discusión y considera que el partido ha tomado  unas medidas ante la derecha que son una veleidad. Ante esto  "piensa por tanto que la Oposición debe ir colectivamente por delante de la mayoría del partido".  ¿Qué es lo que propone? "Que la Oposición realice una declaración de apoyo a dicha política, sin alusión a la represión que la golpea y sin reclamar que le sea reconocido a los deportados el  "derecho a reencontrarse" para discutir" [Communistes contre Stalin]

En contra Rakovsky que piensa que además de observar lo que pasa en el partido  "hay que observar lo que sucede en las masas", al mismo tiempo Victor Eltsine que es el que aborda el tema enfrentándose a Preobrazhensky y Radek, que aproda la  "degeneración del partido", o el retroceso de la clase obrera tanto en la URSS como en el mundo. Ante lo cual  defiende que  "el centrismo es dos veces más peligroso cuando juega a una política de "izquierda"".

Esta discusión produce un clivaje y acarrea una fisura en la Oposición.  Y tanto Trotsky- que interviene en el debate- como Victor Eltsin o Lev S. Sosnovsky consideran que tanto Preobrazhensky como Radek están en el camino de la capitulación. Aunque no es el momento para ampliar el debate (ya volveremos sobre el mismo) la capitulación tendrá lugar más adelante con la diferencia que Preobrazhensky lo hará en nombre de la economía, mientras que Radek lo realizará adjurando del marxismo y delatando a todos sus compañeros (lo que no le librará de la represión)

Volvamos a la Yhezov  y su ascenso al poder.Consideramos que la gran represión no fue obra de un solo hombre ni de una lucha por el poder; más bien fue obra de la burocracia como casta para perpetuarse en el poder. Veamos parte de la carta de Vyshinsky (el fiscal general que intervendrá en los  "procesos de Moscú") a Stalin: "Considero que el memorándum del compañero Yagoda de 25 de marzo de 1936 es correcto y plantea oportunamente el problema de la desarticulación decisiva de los mandos trotskistas. Personalmente, considero, necesario, tras un examen caso por caso, enviar a los trotskistas actualmente deportados y que siguen en activo a campos de trabajo lejanos en virtud de decretos de la comisión especial del NKVD. Igualmente considero necesario enviar a los campos de trabajo a los trotskistas que han sido expulsados del partido durante la inspección reciente de los documentos del partido. Desde mi punto de vista no existe ningún inconveniente en transferir los casos de los trotskistas cuya culpabilidad respecto de actividades terroristas ha sido probada- esto es, la preparacion de actos terroristas- al órgano colegiado militar del Tribunal Supremo, en aplicación de la Ley de 1 de diciembre de 1934, y que sean considerados a la pena máxima, el fusilamiento" [La Lógica del terror, Documento 55].

Pero la represión no sólo fue contra los trotskistas, ya Stalin tenía que dominar el aparato del partido. Por dicha razón urdió un plan que suponía la lucha dentro de la misma burocracia ya que desde el Kremlin se pretendía controlar a la burocracia de las regiones. Stalin se aprovechaba de la situación, pues si por un lado necesitaba por otra parte dichos secretarios generales tenían un poder casi absoluto y  "eran nomenklaturas en miniatura". Por dicha razón  "Stalin creó varias jerarquías paralelas y canales de información (el NKVD)", sentando las bases para un control completo.

La caída de Yagoda y el nombramiento de Yezhov se realiza enmedio de una intensificación de la represión. Así a finales de 1936 se produjo una de las más importantes detenciones: la detención de Piatakov. Que era un ex trotskistas y que cae en desgracia en julio de 1936, cuando la NKVD en una redada en el piso de su ex mujer requisa documentos sobre actividades de hacía diez años. Piatakov era en ese moemto un importante funcionario, ayudante de Ordzhonikidze en el Comisariado de la Industria Pesada. Otra de las detenciones importantes en ese momento fue la del antiguo disidente Lominadze.

La situación llega hasta la perfección represiva, cuando se quitan los derechos y se aplica la tortura y el asesinato. Algunos no saldrían nunca de los calabozos de la  Lubianka. Otros no llegaron a juicio:  "El lider sindical Tomsky, seguidor de la Oposición de derechas de Bujarin, se suicidó. La esposa de Stalin, Nadezhda Alleluyeva, también fue empujada por Stalin al suicidio. Era una mujer honrada y decente, pero simpatizaba con Bujarin. Se pegó un tiro para protestar contra la perfidia moral y política de Stalin. Más tarde siguió  el mismo destino Sergo Ordzhonikidze, el antiguo amigo y camarada de Stalin. El 18 de febrero de 1937 murió repentinamente, supuestamente de un ataque al corazón. En realidad, fue empujado al suicidio por Stalin, que había arrestado al hermano de Sergo, lo había torturado y ejecutado sin razón alguna" [Stalin. 50 años después de la muerte del tirano]

El  descabezamiento del Ejército Rojo

"Stalin recelaba del Ejército Rojo que había sido fundado por Trotsky. Muchos de sus dirigentes, héroes de la Guerra Civil, habían luchado con Trotsky y estaban bajo su influencia. Muchos de ellos eran personas con mucho talento y al menos una de ellas, M. N. Tujachevsky, era un genio militar" [Stalin. 50 años después de la muerte del tirano]. Y ya en el pleno de febrero- marzo de 1937 se atisba el proceso de represión contra los dirigentes del Ejército Rojo. Y la situación estalla en junio del mismo año, ya que la mayoría de los cuadros del Ejército son arrestado, entre ellos destaca el mismo Tujachevsky (comisario adjunto de Defensa), los generales S. I. Kork (comandante de la Academia Militar Frunze), I. E. Yakir (comandante de la región militar de Kiev) e I. P. Uborevich (comandante de la región militar de Bielorrusia). Todos ellos cayeron en manos del NKVD y fueron brutalmente "interrogados", llegando a confensar aquello que quería la NKVD.

Los generales llevaban bastante tiempo bajo sospecha pero la realidad es que  "Tujachevsky y los demás acusados habían discrepado frecuentemente con el leal pero incompetente ministro de Defensa, K. I. Voroshilov, y al menos en una ocasión lo había insultado abiertamente" [La lógica del terror]. Por otra parte Stalin había creído los rumores de los servicios secretos extranjeros- en particular alemanes- que hablaban de la posibilidad de un complot militar. En esto se baso la nomenklatura para llevar a cabo las detenciones y posterior  tortura para sacar la  "confesión".

El mariscal Tujachevsky- el que llevó a la victoria al Ejército Rojo frente a las tropas de los Guardias Blancos de Wrangel y que llevó a cabo la batalla contra Polonia- aquél que junto a Trotsky llevó a la victoria en la Guerra Civil contra la reacción y las potencias occidentales (en particular Francia e Inglaterra) fue ejecutado por la nomenklatura en 1937. A partir de este momento la nomenklatura desencadena una época de  "terror" primero contra el Ejército, contra la Oposición y posteriormente contra cualquier disidente. Ya en 1937 "El 7'7% del cuerpo de oficiales fue destituido por razones políticas y nunca volvió al ejercito; en 1938, un 3'7% suplementario fue destituido. En ese período de dos años, más de 33.000 oficiales del ejército fueron depuestos por motivos políticos, de los cuales 9.941 fueron arrestados y 23.434 fueron destituidos pero no arrestados" [La lógica del terror].

Pero lo principal va a tener repercusiones en otra parte. Ya que mediante un decreto ley el gulag se convierte en  "campo de trabajo" y en algunos momentos de extermino físico de la Oposición y de cualquier desidencia. A partir de ahora los  "oposicionistas" pierden los derechos y ya no son considerados como "presos políticos" Como dice Anne  Applebaum  "1937 marca una verdadera línea divisoria, pues fue el año en que los campos soviéticos dejaron de ser prisiones administradastemporalmente con displiciencia...y pasaron a convertirse en verdaderos campos de extermino" [Gulag]. El término "político" fue cambiado por el de  "enemigo del pueblo"

Los campos  cambian.  Jean-Jacques Marie ve el origen de dicho cambio preciamente en el inicio del  "giro a la izquierda" de la burocracia y por consiguiente en el atque al ala derechista de Bujarin y por tanto en todo el proceso que llevó a la colectivización forzosa. Y es precisamente este giro el que lleva al desencadenamiento del terror según Jean-Jacque Marie ve en el informe que Stalin da en el Comité Central de 1928 donde acepta las tesis de la Oposición de manera cínica y nos dice como pretende conseguir la  "acumulación"; es decir explotando a la clase obrera:  "Esta vía [industrialización capitalista] nos ha sido cerrada. ¿Qué nos queda entonces? Nos queda una sola cosa: desarrollar la industria, industrializar el país sobre la base de la acumunalción interior (...)  ¿Dónde se encuentran las fuentes de dicha acumulación exterior? Existen dos: en primer lugar la clase obrera (...) enseguida el campesinado" [Le goulag]

Los  "aisladores"

El terror se convierte en una  "guerra permanente" que se entrecruza con momentos de estabilidad. Los aisladores eran los campos donde en un primer momento llevaron a los "políticos", particularmente a los oposicionistas. Estos campos en un primer momento se convirtieron en verdaderas  "universidades obreras" donde los oposicionistas se convirtieron en verdaderos maestros.

Pero al mismo tiempo fueron escuelas de  frente a la dictadura burocrática del partido. Los presos políticos tienen distintas armas de las que destaca la huelga de hambre- ejemplo histórico frente a la opresión-.Ahi queda el ejemplo de Magadam o Vorkouta. Que no fueron las únicas, ya Pierre Broué destaca las de 1927 en Tomsk o la de 1933 en Verkhnéourals.

En los aisladores sobresalen los jóvenes- una nueva generación. Que consiguen una nueva dirección en los campos. La Oposición de izquierda tiene una dirección en los campos: E.B. Solntsev, V. B. Eltsine, G.M. Stopalo, G. I. Iakovine y otros. Y en enero de 1929 publican el primer del Bolchevique militante. Comienzan a sacar conclusiones políticas:

"La crisis de nuestra revolución se transforma en una crisis de la revolución mundial la política estaliniana se convierte en la política de la burocracia. Piensan que la insuficiencia del desarrollo industrial ha frenado a la agricultura y que antes de ceder ante el capital extranjero ha llevado a la burocracia a realizar la  "colectivización forzosa"

"El 'centrismo' es el eje principal de la política de la burocracia; por lo que afirman que "la tendencia del centrismo al reforzamiento administrativo y económico del Estado y al crecimiento del poder del aparato se transforma en la práctica en debilitamiento social y político continuo de la base de la dictadura del proletariado y en la erosión de sus fundamentos sociales [...] Así se prosigue un proceso de desplazamiento del poder de la clase hacia el aprato, el crecimiento del poder autónomo de la burocracia, el reforzamiento de su dominación en el cuadro del régimen soviético".

La lucha de la Oposición se parece a la hydra en constante renacer. Los trotskista lucharon por la revolución y dentro de los  "campos" continuaron la lucha hasta el martirio. Pero al mismo tiempo mantuvieron la dignidad frente al terror y la burocracia estalinista. Incluso tuvieron que soportar el perder los derechos de cualquier preso político cuando fueron considerados como enemigos del pueblo. Tuvieron que soportar el exterminio y el cinismo de eslógans como el que aparece en la puerta del campo de Kolyma:  "Trabajar en la URSS es una cuestión de honor y gloria". Años más tarde (1940) Primo Levy nos recuerda el que había a la entrada del campo de exterminio de Auschwitz: "El trabajo os hará libres".

Sin embargo, Stalin y la burocracia no podía aceptar el más mínimo respiro a la Oposición. Por eso al final la represión no fue solamente a la élite del Partido. Por esto mismo  el terror desbordó los límites mismos del partido.... Lo que llevaría no solo al exterminio físico de la Oposición.